escapulario
    El Vestido De Gracia


    El Vestido De Gracia                                                  


    ¿Por que usamos el Escapulario?

    Si lleva el Escapulario Carmelita, debe conocer a San Simón Stock. Puede ser que ya
    conozca su retrato (en compañía de la Virgen) que aparece en ciertos Escapularios.
    Realmente San Simón es muy conocido, porque a él nuestra Santísima Madre dio la
    promesa del Escapulario en 1251, diciendo "Quien muera vestido en este Escapulario no
    sufrirá fuego eterno”.

    Uno de los grandes enigmas de nuestra época es que la gran mayoría de los Católicos o
    ignoran o han olvidado esta promesa Celestial de la Virgen María. Nuestra Señora además
    dice: "Llevad el Escapulario devotamente y con perseverancia. El es Mi Vestidura. Al estar
    vestido con el significa que estáis continuamente pensando en Mi, y Yo a la vez estoy siempre
    pensando en vosotros y ayudándoos a asegurar vida eterna".

    El Santo Claude de la Colombiere, el famoso Jesuita, director espiritual de Santa Margarita
    María, nos brinda un detalle revelador. El dijo: "Debido a que todas las formas de amar a la
    Santísima Virgen y las diversas maneras de expresar ese amor no pueden ser igualmente
    agradables a Ella y por consiguiente no nos ayudan en el mismo grado para alcanzar el
    Cielo, lo digo sin vacilar ni un momento, ¡EL ESCAPULARIO CASTANO ES SU PREDILECTO!"
    El también agrega: "Ninguna devoción ha sido confirmada con mayor numero de milagros
    auténticos que el Escapulario Carmelita".
" El que muera vestido con
este escapulario, no sufrirá
el fuego eterno".
- Palabras de la Virgen a
San Simón Stock
www.EscapulariodelCarmen.com
escapulario del carmen
escapulario del carmen
El Papa Juan Pablo II
La devoción del Papa al
escapulario

En la foto, con el pecho
descubierto, Karol Wojtyla con
19 años posa entre dos
compañeros de trabajo en un
lugar de construcción militar en
julio de 1939 en Polonia del
este (ahora Ucrania occidental).
El joven Wojtyla lleva un
escapulario.

En mayo de 1981, aún
impresionados por la noticia de
que el joven Papa Juan Pablo II,
Karol Wojtyla, había sido herido
por bala mientras saludaba a
los peregrinos antes de una
audiencia general en la Plaza de
S. Pedro sólo a unas pocas
manzanas de distancia, los
Carmelitas de la iglesia de
Transportina recibieron una
llamada telefónica del Vaticano.
Quien llamaba pidió que fuera
entregado un nuevo escapulario
al Vaticano para el Papa herido.
El único que llevaba el Papa
cuando le alcanzó el disparo se
empapó de sangre por la
sangre de sus heridas.

FOTO:

1) Un Karol Wojtyla joven
muestra su devoción al
escapulario durante su servicio
militar mientras toma un
descanso con los amigos.